Acerca de

El Centro Cultural La Pirámide es un proyecto fundado por la Asociación de Escritores de México (AEM) que ha permanecido por más de 15 años en la casa de cultura Luis G. Basurto, inmueble que en 2015 fue adscrito a la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México en cogestión con Cooperativa LA Pirámide, Arte, Cultura y Ecología SC de RL de CV. 

Hasta el año 2015 la AEM, fungía como figura legal representante del Centro Cultural La Pirámide, sin embargo este proyecto se ha mantenido también a través de la participación de otros actores culturales, individuales y colectivos, mismos que ante la constante amenaza por parte de la Delegación Benito Juárez de pérdida del inmueble, ante la búsqueda de la misma por adjudicación la casa de cultura Luis G. Basurto, buscaron generar diversas vías que apostaran por la permanencia de un espacio físico, pero simbólico también, que pueda seguir la línea discursiva de ser una alternativa cultural dentro de la CDMX abierto a todo público y a cualquier propuesta cultural y artística que no encuentre lugar en otros recintos culturales.

En 2015 iniciaron las negociaciones con la Secretaría de Cultura de la CDMX para que en conjunto con una nueva figura legal constituida a partir del esfuerzo de la comunidad residente del Centro Cultural La Pirámide, se diera continuidad a la existencia del proyecto de La Pirámide, de este proceso nace la actual forma de gestión como una inédito planteamiento de cogestión del espacio público a través de Cooperativa La Pirámide, Arte, Cultura y Ecología y la Secretaría de Cultura de la CDMX.

Durante la vida del proyecto de La Pirámide, han desfilando múltiples propuestas que hace algunos años experimentaron la imposibilidad de encontrar cabida en otros recintos culturales.Como memoria de dichos proyectos culturales, podemos hacer alusión al proceso creativo que vio nacer el Circo Contemporáneo en México con las compañías El otro circo, Lista Negra y Máscara Entre Sombras; en La Pirámide también sucedió la fundación de la Primer Biblioteca Canábica en México, a través CONVIVE A.C. y de la Asociación Mexicana de Estudios del Cannabis. Dentro de ese periodo de consolidación de lo que hoy es La Pirámide, se encuentra también la difusión de proyectos dedicados a la Música y Danza Africana en México a través del grupo Fankayala, la promoción de la Capoeira de Angola a través de Terreiro Mandinga de Angola. Por los muros de la Pirámide desfilaron también colectivos como Leca con un laboratorio experimental dedicado a la producción y difusión del Cine, por supuesto no podemos olvidar que La Pirámide, no sólo era representada legalmente por la AEM, sino que además era sede de múltiples eventos y proyectos literarios a través de la AEM y de los proyectos Literal, y Genio y Figura. En cuanto a la parte ecológica y sustentable, esta es en parte herencia de Organi-K A.C.

La Pirámide ha sido sede de múltiples festivales, conciertos, ensayos y talleres, mismos a los que se les da la posibilidad de realización al pensarlos como parte de una búsqueda por colaborar socialmente para la generación de alternativas de expresión que promuevan la defensa de los derechos culturales, pues consideramos que en múltiples escenarios públicos y privados se invisibiliza, la expresión artística y cultural como una necesidad cotidiana. 



Actualmente en la Pirámide se imparten más de 30 talleres, que exploran disciplinas diversas como la música, la danza, el baile, las actividades gráficas y plásticas, la expresión teatral y la expresión física de acondicionamiento integral. Al mes se llevan a cabo al menos 2 puestas en escena, conciertos y eventos en general dirigidos a distintos públicos con la intención de ser una propuesta incluyente de toda expresión cultural y artística.


No hay comentarios: